Información de interés sobre las Carreteras de Portugal

Hay algunas particularidades en el sistema de carreteras de Portugal que lo diferencian del de España. Además de la forma de pago de los peajes de las autopistas, hay otros detalles de interés:

Limitaciones de velocidad

En Portugal, las limitaciones de velocidad varían según el tipo de carretera y las condiciones específicas.

En autopistas, la velocidad máxima permitida generalmente es de 120 km/h, mientras que en carreteras nacionales y convencionales, la velocidad máxima es de 90 km/h.

En áreas urbanas, la velocidad máxima suele ser de 50 km/h, a menos que se indique lo contrario.

Señalización

La señalización en las carreteras portuguesas puede ser ligeramente diferente a la de España.

Es importante prestar atención a las señales de tráfico y comprender su significado antes de conducir en Portugal.

Se utilizan señales estándar de tráfico europeas, pero algunos diseños o pictogramas pueden tener pequeñas variaciones.

Peajes electrónicos

A diferencia de España, donde los sistemas de peaje electrónico son ampliamente utilizados, en Portugal los peajes electrónicos son más comunes en las autopistas de peaje. Aunque no es una diferencia directa en el sistema de carreteras en sí, es importante tener en cuenta que algunos tramos de autopistas en Portugal requieren el uso de sistemas de peaje electrónico o pago en efectivo en las estaciones de peaje.

Carreteras secundarias

Portugal cuenta con una red extensa de carreteras secundarias, algunas de las cuales pueden ser más estrechas y sinuosas en comparación con las carreteras principales.

Es posible encontrarse con carreteras rurales con curvas cerradas y pendientes pronunciadas, especialmente en áreas montañosas como la Serra da Estrela.


Es importante tener en cuenta que la legislación y las regulaciones pueden cambiar con el tiempo, por lo que es recomendable consultar la información actualizada antes de viajar y asegurarse de cumplir con las normas de tráfico vigentes en el país.

En resumen, aunque existen algunas diferencias entre el sistema de carreteras de Portugal y el de España, en general, ambos países comparten normas y regulaciones de tráfico similares. Sin embargo, es esencial estar familiarizado con las particularidades de cada país antes de conducir en ellos para garantizar un viaje seguro y sin contratiempos.